¿Es más sana una bebida “light” o refresco que una ración de jamón ibérico? 

Esto es lo que Nutriscore afirma al clasificar la bebida “light” en la zona verde con englobado en la letra A y al Jamón Ibérico en la zona naranja englobado en la letra D.

 

 

A continuación os vamos a mostrar en qué se basa este sistema y qué puntos está pasando por alto a la hora de clasificar los productos de alimentación.

 

Nutriscore ¿Qué es?

Se trata de un semáforo de colores ubicado en la parte frontal de los envases de los productos alimentarios que sirve para comparar alimentos de una misma categoría.

Nutriscore es un sistema de etiquetado nutricional de los productos alimentarios procesados que permite a los consumidores valorar fácil y rápidamente la calidad nutricional de los alimentos que van a comprar, simplificando la interpretación del etiquetado nutricional situado al dorso del envase.

¿Es aplicable a todos los productos?

No, no se aplica a alimentos formados por un solo ingrediente, como los siguientes:
  • Vinagre
  • Miel
  • Aceite de Oliva



Tampoco aplica a productos frescos como los siguientes:
  • Carne
  • Pescado
  • Fruta
  • Verdura
  • Legumbres




¿Cuándo entra en Vigor?

En España los alimentos procesados estarán obligados a presentar dicha información en todos los alimentos procesados a partir del primer cuatrimestre de 2021.

Sistema Nutriscore: Código de colores y letras

Nutriscore se trata de un sistema muy intuitivo que combina colores y letras en el que:

  •  Colores: Va de Verde a rojo, donde verde es el mejor (o más saludable)
  • Letras: Va de la “A” a la “E”, donde la “A” es la mejor (o más recomendable)

 


 

Este sistema ha sido desarrollado por Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, la FSA (Food Standards Agency), se trata de un algoritmo desarrollado en 2005 en Gran Bretaña por un equipo de investigadores de Oxford con motivo de la regularización de la publicidad que iba dirigida a los niños.

 A continuación ponemos una lista detallada de los parámetros en los que se rige Nutriscore, aquello que valora positivamente y negativamente:

 


 

¿Es 100% Fiable o existe lugar a error?

Hay que tener en presente que este sistema se trata de una simplificación.
Nutriscore no considera información de salud relacionada con tipos de grasas u otros compuestos menores con importancia nutricional importante, lo que provoca que se cometan algunos errores como los siguientes:
  •  El aceite de oliva

Valorado con la letra C (por tratarse de un alimento graso), el aceite de oliva finalmente estará exento de incluir la información de Nutriscore en sus envases.
El Gobierno tomó esta decisión basándose en el apoyo de numerosos estudios científicos que respaldan las propiedades saludables de la grasa

 

  •  El jamón ibérico

Según el algoritmo de Nutriscore, el Jamón Ibérico obtiene una valoración que le clasifica con la letra D, debido al contenido en calorías, sal, grasas y azúcar, no se recomienda consumirlo como alimento o consumirlo ocasionalmente.


No obstante, existen suficientes datos científicos que cuestionan dicha clasificación.

 

Propiedades del Jamón Ibérico que Nutriscore pasa por alto:


El jamón ibérico cuenta con un aporte calórico de aproximadamente 250 kcal por cada 100 gramos (similar al pan), por lo que en una dieta hipocalórica o baja en calorías un consumo moderado no es perjudicial.


 

Grasas:

Es popularmente conocido que el jamón de bellota ibérico cuenta con:

· Una proporción muy baja de ácidos grasos saturados

· Una proporción alta de ácido oleico (un tipo de ácido graso mono-insaturado), grasa altamente beneficiosa para la salud del consumidor ya que provoca:

  • Un incremento de la tasa de HDL o colesterol beneficioso
  • Reduce la tasa del colesterol perjudicial (LDL)

Estas numerosas propiedades han sido demostradas por rigurosos estudios científicos.


Sal:

La sal es un elemento necesario para la fabricación de este tipo de producto que influye directamente en el sabor y la textura del producto final.

El contenido en sal del jamón ibérico oscila alrededor del 4%.

Comparado con otros productos alimentarios, el jamón ibérico se encuentra en el mismo porcentaje de sal que las olivas o algunos tipos de queso. 

 

Azúcares:

El azúcar puede emplearse en las primeras fases del proceso de elaboración del jamón ibérico para ayudar a los microorganismos presentes en la carne de manera natural en los procesos de curación.

Estos azúcares incorporados, en cantidades mínimas, serán prácticamente imperceptibles en el producto final.

 

Proteínas:

Por cada 100 gramos, el jamón Ibérico aporta en torno a 43 gramos de proteínas, un aporte de nitrógeno del 75% en relación a los patrones de calidad protéica. Para comparar tenemos que mencionar que el de los cereales es un 50% y el de las legumbres es un 60%.



Vitaminas:
 
El jamón ibérico proporciona vitaminas como la tiamina (B1), piridoxina (B6), cianocobalamina (B12) y ácido fólico, muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. 
 
El jamón de bellota ibérico es también es rico en vitamina E (5 ppm), un poderoso antioxidante procedente de las semillas y la hierba que el cerdo consume durante la montanera. Además, el jamón ibérico contiene cantidades minoritarias de niacina (B3) y C.

Minerales:

Destaca la presencia de hierro y zinc, que se presentan en una proporción suficiente como para cubrir las necesidades diarias.

A mayores de estos minerales, también contiene y aporta otros muchos como: calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, manganeso y selenio.

 

Actualmente:

Debido a toda la información que hemos analizado en los puntos anteriores, el sector del cerdo ibérico, así como algunas organizaciones relacionadas con él (como ASICI o ASAJA) han solicitado en numerosas ocasiones que los productos ibéricos no participen en este sistema de etiquetado.

Además ACERIBER (Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico) ha expuesto resultados de varios estudios científicos que demuestran el carácter saludable de productos derivados del cerdo ibérico.

Por ahora no hay nada en claro, sin embargo, el Ministerio de Consumo deja la puerta abierta a que los productos ibéricos no sean incluidos en este sistema de etiquetado como ya ha hecho anteriormente con el sector del aceite de oliva.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Conoce las propiedades de la Carne de Cerdo Ibérica y los productos de Canpipork

¿REGALAR UN JAMÓN Y/O PALETA IBÉRICOS? ACIERTA SEGURO CON NUESTRA GUÍA PARA ELEGIR LA OPCIÓN PERFECTA